Cómo decidir qué tipo de vela encender

candelas-sannicolas-velas

A menudo el impulso o la estética es lo que nos hace elegir un tipo u otro de vela. No solemos pensar en qué forma es más conveniente para aprovechar todas sus características.

Hay algunos factores a tener en cuenta que nos ayudarán a optimizar nuestra elección, pero lo que realmente debemos considerar es qué uso le vamos a dar.

Material

Sin duda lo primero que debemos observar es el material con el que está hecha la vela. Evidentemente, mi consejo es utilizar siempre las velas de cera de abeja ya que son las mejores gracias a las propiedades intrínsecas de la cera natural. Y las que intentaría evitar son las de parafina, que suelen ser las más comunes. Podéis leer más sobre las diferencias entre ambas en este artículo.

Procuraría, también, evitar las que contienen colorantes químicos. De hecho, cuantos menos ingredientes añadidos, mejor.

Grosor de la vela

El factor más importante a tener en cuenta para decidir qué tipo de vela encender es saber cuánto tiempo seguido tenemos previsto que va permanecer encendida. Eso nos ayuda a escoger adecuadamente el tamaño de la misma.

Es básico: a mayor tiempo de encendido, mayor diámetro. Una vela de diámetro grande que se encienda sólo durante 30 minutos irá creando un hueco lleno de cera líquida en el interior y finalmente la mecha se ahogará. 

Si el tiempo durante el que se mantiene encendida es breve, se deben utilizar velas de diámetro pequeño. Por el contrario, si se prevé encender una vela durante un periodo de, por ejemplo, más de 2 horas, es aconsejable emplear las de mayor diámetro.

Es sencillo, debemos tenerla encendida el tiempo necesario para que el calor de la llama funda la totalidad del perímetro de la vela.

Uso de la vela

Podemos escoger también en función del uso que le vayamos a dar: por la estética, por el tipo de luz que buscamos, por la duración, etcétera. Nos encontramos que los usos más comunes son:

Decoración

Como objeto de decoración nos guiamos por su estética y elegimos la que más nos guste y mejor combine con el resto de elementos decorativos. Sólo tendremos que utilizar un buen soporte que pueda contener la cera que gotee. Las velas de diámetros irregulares tienden a quemar de forma desigual y a gotear.

En nuestra tienda online puedes encontrar, además de velas con formas tradicionales, varios modelos inspirados en elementos de la naturaleza.

 

roca-vela-cera-abeja-sannicolas

 

Meditación

En este caso depende de si nos gusta emplear una vela para cada ocasión o si no nos importa apagarla y encenderla cada vez que meditamos; de si nos agrada una luz amplia o preferimos una más pequeña y, sobretodo, de cuanto tiempo la tendremos encendida

Si la opción es una vela para cada ocasión, debemos escoger entre las más pequeñas y de menor duración.

Personalmente, no me importa encender y apagar la vela en cada práctica. Me gusta que emita una buena luz y, en cuanto a la forma, la prefiero lo más simple posible. Y como su uso es cotidiano, valoro mucho la duración total de la vela.

Para meditaciones de menos de una hora utilizo las candelas y para las de más de dos horas los pilares. De todos modos mi preferida es el cirio corto, ya que se adapta tanto a tiempos cortos como largos. 

Además, en el caso de estos tipos de velas, el hecho de que estén moldeadas en cañas de bambú creo que aporta algo más a la luz, ya que el molde también nace de la tierra.

Iluminación / Relajación

Para iluminación y relajación, tendremos más en cuenta la calidez de la luz y la duración de las velas. Podemos jugar más con los grosores, ya que seguramente las mantendremos encendidas durante periodos más largos. Es aconsejable utilizar velas de diámetros regulares, ya que con ello nos aseguramos que el calor de la llama funda todo su perímetro.

Utilizar los pilares, en cualquiera de sus grosores, es una buena idea. Incluso hacer composiciones con las distintas medidas puede, además, darle un toque de calidez a nuestra decoración. Es aconsejable que este tipo de velas las tengamos encendidas durante un mínimo de 2 horas.

Otra opción, si queremos combinar diversos puntos de luz, es utilizar los botones. La llama suele ser más corta pero al estar repartidas por varios lugares nos ofrece una iluminación regular y acogedora.

Votivas

Para ceremonias, celebraciones y rituales, aconsejo siempre las de diámetro regular. Debemos tomar la decisión en base a la duración de la vela. En este caso es el factor clave, porque normalmente dejamos que se consuman en su totalidad en lugar de apagarlas.

Independientemente de la duración que escojamos, es importante colocarlas en un buen soporte por si se producen goteos debido a las corrientes de aire.

cirio-vela-cera-abeja-sannicolas

Como hemos visto, la decisión de elegir una vela u otra no dependerá únicamente de un solo factor, debemos tener en cuenta siempre diferentes elementos para poder escoger la más adecuada para cada momento.

De cualquier manera, si tenéis dudas podéis compartirlas en el blog o contactar con nosotras y consultarnos el caso concreto. Estaremos encantadas de ofreceros nuestra opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *